Ecuador desde el alma

Éramos un pueblo sin identidad. En estos últimos años empezamos a notar que la gente se identifica más con el país, que está más orgullosa de lo que somos y de lo que hacemos. Muchas personas todavía no entienden lo que quiere nuestro Presidente.